Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración y obtener más información en nuestra Política de cookies. Saber más aceptar
Tercer esquema de “El buen diseño capacita”. [Descripción de imagen] Ilustración de un figura señalando un tubo de ensayo medio lleno junto al texto: “Capacidades”. Sobre el tubo, ocho jarras rellenándolo de líquido junto a los textos: “Física, Cognitiva, Sensoriales: gustativa, táctil, olfativa, auditiva y visual” y “Ayudas técnicas y personales”.

El buen diseño capacita

domingo, 23 de octubre, 2016

Las personas implicadas en el diseño de un entorno, producto o servicio realizando un buen proyecto, capacitan.

La discapacidad es relativa y no depende en exclusiva de la capacidad del individuo, sino que también depende del entorno. Cada persona, en un momento de su vida, tiene un grado de capacidad física, cognitiva y sensorial en la que podríamos desglosar cada uno de los sentidos.

Como vemos en el siguiente esquema, la probeta del individuo se rellena del líquido que representa su capacidad en ese momento.

Es importante recordar que, dependiendo de nuestra edad y circunstancias, nuestra capacidad también será variable. Por ejemplo, nuestra capacidad física generalmente contendrá mas líquido en la juventud y, quizás, la cognitiva, en una edad más avanzada.

Segundo esquema de “El buen diseño capacita”. [Descripción de imagen] Ilustración de un figura señalando un tubo de ensayo medio lleno junto al texto: “Capacidades”. Sobre el tubo, siete jarras rellenándolo de líquido junto a los textos: “Física, Cognitiva, Sensoriales: gustativa, táctil, olfativa, auditiva y visual”.

Las capacidades naturales de cada persona pueden ampliarse gracias a los avances de la ciencia, la tecnología y gracias a las ayudas técnicas.

En el siguiente esquema, la probeta de las capacidades continúa llenándose.

Tercer esquema de “El buen diseño capacita”. [Descripción de imagen] Ilustración de un figura señalando un tubo de ensayo medio lleno junto al texto: “Capacidades”. Sobre el tubo, ocho jarras rellenándolo de líquido junto a los textos: “Física, Cognitiva, Sensoriales: gustativa, táctil, olfativa, auditiva y visual” y “Ayudas técnicas y personales”.

Algunos ejemplos de ayudas técnicas en el campo de la visión podrían ser:

Ayudas técnicas. [Descripción de imagen] De izquierda a derecha: una lentilla, un catalejo, unos prismático; un telescopio y unas gafas-lupa.

Ninguna persona tiene la capacidad de ver las estrellas o las células, sin embargo, gracias a la aparición del telescopio y del microscopio podemos llegar a ver ambas. Gracias a los avances científicos y tecnológicos, las capacidades humanas siguen día a día aumentado.

A continuación, os pongo dos ejemplos que me parecen muy interesantes dentro de este mismo campo y que nos sirven para abrir la mente y meditar acerca del futuro.

Neil Harbisson es el primer hombre reconocido como un cyborg.

Neil veía el mundo en blanco y negro y con el implante que ahora tiene en la cabeza percibe los sonidos en colores, una especie de sinestesia artificial.

Vista lateral de Neil Harbisson.

"Argus II", de la empresa Second Sight. Es un 'implante de retina' que tiene por objeto proporcionar la estimulación eléctrica de la retina para inducir la percepción visual en personas ciegas.

Permite a personas con retinosis pigmentaria, ciegas o que sólo podían ver algo de luz percibir además movimiento y contorno.

Sistema de prótesis de retina Argus II. [Descripción de imagen] 1. Una pequeña cámara de vídeo ubicada en las gafas captura la imagen. 2. El video se envía a un pequeño ordenador que transforma la imagen en datos electrónicos. Estos datos se envían de vuelta a la cámara. 3. Los datos se transmiten sin cable a una serie de electrodos situados en el implante de retina. 4. Los electrodos transforman la información en impulsos eléctricos estimulando a la retina a producir imágenes.

Una vez que hemos visto cómo aumentan con ayudas técnicas las capacidades personales, pasamos a hablar del entorno.

El entorno también dispone de una probeta que se va rellenando de líquido de la accesibilidad física, cognitiva y sensorial que tenga ese entorno, ya sea natural o urbano.

Un entono más llano, por lo general, será más accesible físicamente que uno con fuertes pendientes.

Un entorno con referencias será mas fácil de comprender y, por lo tanto, más accesible desde el punto de vista cognitivo.

Un espacio con pocos ruidos, con zonas contrastadas, aromas identificativos, buena temperatura etc. normalmente también será más accesible desde alguno de los sentidos.

Cuarto esquema de “El buen diseño capacita”. [Descripción de imagen] Ilustración de tres montañas (entorno) y un tubo de ensayo medio lleno junto al texto: “Accesibilidad”. Sobre el tubo, siete jarras rellenándolo de líquido junto a los textos: “Física, Cognitiva, Sensoriales: gustativa, táctil, olfativa, auditiva y visual”.

El entorno será más accesible cuando se parta del diseño para todas las personas, se realicen adaptaciones e intervenciones multisensoriales que nos sirvan para guiarnos y disfrutar de ese lugar.

Esta jarrita es la que tenemos que analizar todas las personas que interferimos en la accesibilidad de un entorno y, por lo tanto, en capacitar-discapacitar a las personas. Si comparamos los avances científicos y tecnológicos de esta jarrita con la de las ayudas técnicas, me atrevo a decir que  vamos con retraso.

Así que... ¡vamos a ponernos las pilas!

Quinto esquema de “El buen diseño capacita”. [Descripción de imagen] Ilustración de tres montañas (entorno) y un tubo de ensayo medio lleno junto al texto: “Accesibilidad”. Sobre el tubo, ocho jarras rellenándolo de líquido junto a los textos: “Física, Cognitiva, Sensorial: gustativa, táctil, olfativa, auditiva y visual” y “Diseño para todos, adaptaciones e intervenciones multisensoriales”.

Comentarios

Deja un comentario

(*) Todos los campos marcados con asterisco son obligatorios.


Guardamos la información que nos facilitas de manera confidencial. Tus datos se conservarán mientras se mantenga la relación con CAZAPEONZAS o durante el tiempo necesario para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros, salvo cuando exista una obligación legal. Recuerda que tienes derecho a acceder, rectificar o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios. Más información en nuestra Política de Privacidad.